Comentario sobre nuestro libro Raras pero Interesantes

Deseamos compartir un comentario de Guillermo González, con su permiso:

La semana pasada Jesús nos trajo (¡por fin!) el libro “Raras pero interesantes”, sobre la enfermedad de LAM. Personalmente, me animé a pillarlo por el hecho de saber que su hermana Consuelo está metida en esta dura batalla y que los beneficios van destinados a la investigación de esta enfermedad (de la que parece que se sabe bastante poco).

El caso es que ahora que lo estoy leyendo me he dado cuenta de que, más allá de lo anterior, este libro merece la pena ser leído por sí mismo. Los testimonios de estas mujeres enfermas de LAM, que conforman la parte principal del libro, se están convirtiendo para mí en una magnífica oportunidad para mantenerme despierto, vivo, atento a lo que importa de verdad. Supongo que esto siempre ayuda en la lucha diaria en la casa, en el trabajo… Yo voy salteando un relato por día: de los que llevo leídos recomiendo especialmente el de “Una oportunidad” de Silvia Abad y el de “Inolvidable Esther” de Asunción. ¡Qué mujeres!

Pero es que, más allá de ayudar a la investigación, de verdad creo que el hecho de que haya personas como vosotras que en medio de la gran batalla de vuestras vidas, e incluso a veces en el mismo “golgota”, seáis capaces de ofrecer testimonios así, seáis capaces de apreciar la bonito, lo bello, lo auténtico de la vida más allá de vuestro dolor y con mayor claridad que los que no estamos “en guerra”, es casi (o sin el casi) ¡TODO UN MILAGRO! Y esto no deja de asombrarme, me descoloca (o recoloca), me renueva por dentro… esta es la razón por la todo el mundo debe tener vuestro libro en su mesilla de noche.

Así que, por todo esto, soy yo quien os da las GRACIAS a todas esas “raras pero interesantes” que hay por el mundo, ¡sois un milagro!

 

Os animo a todos leerlo si lo tenéis o adquirirlo si no lo tenéis… y si la “cuesta de enero” es muy empinada (¡que lo es!) cuando termine el mío os lo dejo encantado.

Si todavía no tienes nuestro libro ponte en contacto con nosotras en  aelam@aelam.org