Mar. May 28th, 2024
  • ¿Afecta el embarazo al desarrollo o mayor progresión de LAM?

Debido a la escasez de estudios no hay una conclusión firme al respecto, aunque parece que el embarazo puede empeorar la función pulmonar en mujeres con LAM, no siempre ocurre en todos los casos. La decisión de un embarazo en una paciente con Linfangioleiomiomatosis es muy personal, y debe estar siempre valorada por su neumólogo y ginecólogo.

  • Experiencia de las pacientes con LAM durante los viajes en avión

Estudio realizado en Octubre de 2007 por:

Casanova A, Vila ML*, Hoyos N, Girón RM, Pinedo C, Valenzuela C, Ancochea J
Servicio de Neumología. Hospital Universitario de la Princesa. Madrid
* Presidenta de la Sociedad Española de linfangioleiomiomatosis (AELAM)

Introducción: La linfangioleiomiomatosis (LAM) es una enfermedad pulmonar progresiva rara que afecta a mujeres jóvenes en edad fértil. Más del 50% de las pacientes presenta algún neumotórax durante el curso de su enfermedad. Se han publicado algunos casos aislados de aparición de complicaciones, como neumotórax, durante el vuelo en las pacientes con LAM. De ahí que muchos neumólogos recomienden no viajar en avión a estas pacientes.
Objetivo: Conocer la experiencia de las pacientes con LAM y las complicaciones y posibles efectos adversos durante los viajes en avión.
Material y métodos: Se diseñó un cuestionario sobre diferentes aspectos relacionados con los viajes en avión, incluyendo el número de vuelos, posibles complicaciones Fue enviado, con la colaboración de la Sociedad Española de LAM (AELAM), a las pacientes con LAM.
Resultados: 42 pacientes con LAM completaron el cuestionario, de las cuales 36 (85.7%), habían viajado alguna vez en avión. El número total de vuelos fue de 569 (483 antes del diagnóstico y 86 después del diagnóstico). La media por paciente de viajes en avión antes del diagnóstico fue de 13.42 vuelos. Tras el diagnóstico, el número de vuelos era significativamente menor (media: 2.39 vuelos). La mayoría de las pacientes (68.6%) no experimentó ningún efecto adverso durante el vuelo Entre los efectos adversos se incluyeron: disnea (11.4%), ansiedad (11.4%), náuseas (8.6%), dolor torácico (2.9%) y dolor de cabeza (5.7%). Sólo una paciente (2.8%) fue diagnosticada de neumotórax en relación con un vuelo (confirmada por radiología torácica). Cuando se les preguntó a las pacientes que nunca habían volado o que no lo habían hecho desde el diagnóstico de LAM sobre la causa, un 38.5% respondió por recomendación médica, un 57.7% por miedo a tener complicaciones propias de la enfermedad y un 26.9% por miedo a volar. 18 pacientes (42.9%) viajarían en avión en el futuro sin ninguna condición y 9 pacientes (21.4%) sólo lo harían en situación de emergencia.
Conclusiones: Tras el diagnóstico de LAM, disminuye significativamente el número de viajes en avión, a pesar de que la mayoría de las pacientes (68.6%) no refiere haber tenido ningún efecto adverso durante el vuelo. En nuestra serie la probabilidad de tener neumotórax es baja (2.8% por paciente y 0.17% por vuelos).